viernes, 9 de febrero de 2018

Le Mans 2016. Porsche 919







Del 18 al 19 de Junio del 2016, se disputaron por 85ª vez las 24 Horas de Le Mans, en las que Porsche defenderia el titulo logrado el año anterior con el 919.  






Por tercer año consecutivo, Porsche participaba en el Campeonato del Mundo de Resistencia con sus 919 Hybrid LMP1, el equipo se presento en marzo, en los test previos  realizados en el circuito de Paul Ricard.






Capitaneados por Fritz Enzinger y Andreas Seidl, los pilotos serian Brandon Hurtley, Timo Bernhard, Mark Webber, Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb, los coches, como vencedores del mundial de resistencia en el 2015, lucirían los dorsales 1 y 2.






Se trataba de la tercera generación del 919 Hybrid, podemos comparar en estas fotos las mínimas diferencias del Porsche entre las versiones del 2014, 2015 y esta del 2016, ligerisimos cambios aerodinámicos y decorativos. Las especificaciones tecnicas ya las vimos en la entrada dedicada a la unidad del 2014.



















Porsche había recortado el presupuesto, y a diferencia de los dos años anteriores en los que llevo tres unidades a Le Mans, en el 2016 solo acudió con dos 919. 






El dorsal nº 2 pilotado por Dumas, Jani y Lieb marcaba la pole seguido del nº1.






Brad Pitt daba la salida.






Tras el coche de seguridad, debido a la intensa lluvia que caía a las tres de la tarde.







Con ritmos parecidos entre los tres LPM1 de Audi, Porsche y Toyota, el nº de paradas en boxes parecía que seria la clave de la carrera.






Los Toyota fueron los primeros en montar slicks tras desaparecer la lluvia, colocándose lideres, el Porsche nº 1 recuperaría la cabeza en la cuarta hora de la Carrera.






Audi despareció pronto de las opciones de victoria, al tener problemas mecánicos en sus dos unidades.





La Carerra ya era cosa de dos, mas rápidos los Porsche en pista, Toyota recuperaba el tiempo perdido al tener que efectuar menos paradas, consumía un pelin menos y cuidaba mejor los neumáticos.






En la 9ª hora el Porsche nº 1 sufrió una avería que lo mando un buen rato a boxes.







Dejando solo en la noche al nº 2 frente a los japoneses.







Así se conduce un 919 de noche en Le Mans.






El dorsal nº 6 de Toyota cometió un fallo al amanecer quedando fuera de juego, su compañero se ponía en cabeza en un codo con codo con el Porsche que duraría hasta el final de la carrera.






Entrada la ultima hora de Carrera, el Porsche a "cuchillo" iba recuperando milésima a milésima al Toyota, pero se estaba quedando sin neumáticos y a ese ritmo no aguantarian hasta el final, a falta de 10 minutos y tras un par de sustos, debidos a la ya poca adherencia de las gomas, entra en boxes a cambiarlos entregando en bandeja la victoria a Toyota. El japones que tiraba todo lo que podía para no ser alcanzado, es informado de inmediato por radio para que ya no tomara riesgos innecesarios "Take It Easy" le dicen desde los boxes, y entonces....... mejor véanlo.






En 1969 el Porsche 908 fue adelantado en la misma linea de meta por un Ford GT40, tras sufrir una avería en la ultima vuelta, esta vez  tuvo a la suerte de su lado. 






Y se hacia con su 18ª victoria en la Carrera de las Carreras.














El nieto del fundador Ferdinand Porsche e hijo pequeño de Ferry Porsche, el pequeñajo del centro.








Levantaba el titulo, su abuelo nunca vio ganar a sus coches en Le Mans, falleció en 1951, precisamente el año en que Porsche debuto en Le Mans como marca, hoy es la marca mas laureada con diferencia, en la historia de la carrera.








Mientras, su pilotos se fotografiaban con Miss Le Mans.







Si, ya se que no son las Hawaiian, pero es que desde el 2005 no aparecen por Le Mans, y por las ultimas noticias en cuanto a chicas y carreras me parece a mi que.........







Pero volvamos a las miniaturas.







Y a la del Porsche, la maqueta que reproduce la victoria es del fabricante IXO.











Poco tiene que envidiar a las de Spark en cuanto a acabados, mas aun si tenemos en cuenta su precio, inferior en mas de un 30%.
























No ha sido la ultima victoria de Porsche en Le Mans, esperaremos a la del 2017.







Saludos!

jueves, 18 de enero de 2018

Paul Newman



Dedicado a mi mujer y a ese poster que tenia en su habitación de adolescente. 


En la entrada anterior dimos un repaso a los Porsche y la vida automovilística de una de las estrellas mas importantes de Hollywood, Steve McQueen. Este verano, por fin, pude acabar un libro que me regalo mi mujer hace ya un tiempo, sobre su actor favorito, la biografía de otra de las estrellas, quizás la mas grande, del séptimo arte. Me hizo gracia el comentario, "no sabia que le gustaban tanto los coches", y es que lógicamente el libro se centra en su vida cinematográfica, pero también habla y mucho, de su otra carrera, y nunca mejor dicho lo de carrera, la que transcurrió paralela a la de los estudios de Hollywood, la que corrió en los circuitos,  y que fue su verdadera pasión hasta el final de sus días. 

En esa otra vida no faltaron Porsches, por lo que voy a repasar la obra y milagros al volante y sus alrededores del piloto de carreras "PLN".







Al igual que con Steve McQueen, hace unos años se estreno un documental sobre su vida al volante, que por supuesto os recomiendo que veías, aunque no tiene la calidad ni el ritmo narrativo de la de Le Mans, resulta interesante para descubrir o profundizar en la otra cara, para muchos desconocida de Newman.




  



Paul Leonard Newman nace en Shaker Heights, Ohio (USA) en 1925, en el seno de una familia media, proveniente de emigrantes Húngaros y Polacos, y su vida es un claro ejemplo del trabajo y la perseverancia. 







En su juventud intento jugar a múltiples deportes, el negocio familiar era una tienda de material deportivo, pero no destacaba en ninguno especialmente, cumplió el servicio militar en plena II Guerra Mundial, tampoco era un buen estudiante y a su regreso no completo sus estudios de Ciencias Económicas, pero si que aprovecho una beca del ejercito para estudiar artes escénicas en Yale.  Paul era un pésimo actor, sus primeros papeles teatrales fueron terribles y solo lo salvaba su físico y esos ojos azules que hechizaban, pero al igual que en los deportes y en los estudios, encima del escenario tampoco destacaba.

En 1952 a punto de abandonar la vía "teatral" y volver a casa para continuar con el negocio familiar, acompaña a Nueva York a una amiga que tenia una audición para entrar en el Actor's Studio, la examinada era ella, y el papel de Paul se limitaba a darle replica en el texto, ya que ella prefería a alguien conocido que a cualquier miembro de la escuela, Paul estaba mas nervioso que ella, su amiga no fue admitida y volvieron a casa. Pero cual fue la sorpresa, unos días mas tarde le llamaron a el por si quería hacer una prueba, en palabras de Paul "creo que se equivocaron e interpretaron mi sincero espanto en una actuación sincera, y por eso debieron admitirme".

La cuestión es que Newman entro en la misma escuela donde estudiaban y ensayaban tipos como Marlon Brando, Montgomery Clift o James Dean.






Newman no se perdía una clase, y asistía a todos los ensayos que se hacían en la misma, claro que con compañeras de clase como esta yo tampoco me hubiera perdido demasiadas.






No tenia el talento de ellos, pero si las ganas, el deseo y la ambición de aprender, su carrera fue de fondo, de resistencia, y el resultado final ya sabéis cual fue.





Pero vayamos con los coches.





Paul Newman, no demostró mucho interés por los coches de joven, ni siquiera pidió uno a sus padres al cumplir la edad para conducir, era algo que no le atria, tampoco iba con su carácter humilde y extremadamente familiar, siempre se mantuvo alejado del fastuoso mundo de Hollywood y de sus lujos, tampoco destaca en su carrera ningún papel que le vinculara especialmente a coche alguno, quizás solo en "Harper Detective Privado".





Rodada en 1966, en ella tiene su primer contacto con un Porsche.





Un 356, en un estado lamentable de chapa y pintura, quien diría que hoy en día es una tendencia en el mundo Porsche llevarlos así.






No seria hasta unos años mas tarde, cuando Paul Newman demuestra cierto interés por el mundo automovilístico. Debido a la corriente de la época en rodar películas con "autos" de por medio, a lo "Viva las Vegas" de Elvis Presley, por poner un ejemplo.







Le ofrecen varios guiones con temática automovilística,  que rechaza por considerarlos poco interesantes,  hasta que en 1969 acepta protagonizar una película que gira en torno a la vida de un piloto de carreras y las 500 millas de Indianapolis.








En ella compartiría cartel junto a su mujer, Joanne Woodward y Robert Wagner.






Y que acabaría siendo un titulo clave en su vida, y no precisamente en la cinematográfica.







Newman no era un actor de método, era de ensayar y ensayar los papeles, pero claro, esta película tenia un handicap importante para el, en ella se tenían que filmar muchos primeros planos al volante, y Paul era casi peor conductor que actor en sus inicios, por lo que  tuvo que volver a la escuela, pero esta vez el Actors Studio no le serviría.

A sus 44 años y junto a su compañero de reparto en la película, Robert Wagner, un "dandy" de Hollywood que solo sabia ir en el asiento de atrás, se inscribe en una academia de conducción, para poder rodar la película en condiciones.






La escuela elegida fue la "Bob Bondourant School of High Performance Driving",  que acababa de montar  un expiloto de carreras, retirado tras sufrir un grave accidente en las 24 Horas de Le Mans.





Y que con el tiempo acabaría convirtiéndose en maestro de estrellas.






Paul, era realmente malo en palabras del propio Bob, pero mejoraba vuelta tras vuelta, y no se cansaba de girar y girar, se pasaba horas y horas rodando detrás de el, aprendiendo trazadas, frenadas, rebufos y todos los secretos que se pueden enseñar.






El trabajo es la base del éxito y Paul se matricula.






Lo que le permitió rodar la película prácticamente sin dobles en las escenas de carreras. Y lo mas importante, le descubrió una pasión que ya no le abandonaría jamas, la de correr.






La película no paso a la historia, pero marcaría el resto de la vida Paul.





Newman que ya era toda una estrella en esa época, si que rodaría ese mismo año uno de los títulos mas importantes de su filmografia.





Titulada en España "Dos Hombres y un destino", en ella conocería a uno de sus grandes amigos y pareja cinematográfica.






 Y otro amante de la marca de Sttugart, Robert Redford,








Imposible no poner la escena final de Redford saliendo a toda castaña del cuartel de la CIA en Langley, con una preciosidad de 912 en la mas que recomendable Spy Game.





Redford era poseedor de una de las 120 unidades fabricadas por Porsche del 904. 









Que tuvo que prestar a Newman de inmediato, como explica el propio Redford en el documental, "Paul se volvió un autentico coñazo, solo hablaba de coches y de carreras, tanto que un día le compre un Porsche y se lo plante en el jardín de sus casa, eso si, antes lo lleve a un desguaze para que lo compactaran en un bloque de chatarra". Al poco tiempo, Robert se encontró la "escultura" dentro de su piscina con una nota de agradecimiento de Paul.

Y es que al concluir el rodaje de las 500 Millas, la vida de Newman dio un cambio radical, en la que las carreras ocuparían el papel principal de su vida.





En 1970 participa en una carrera benéfica, un Pro Am entre pilotos y estrellas, con un 914.











El vídeo no tiene desperdicio, sobre todo ver a Will Chamberlain intentando meterse en el 914!





El Porsche había sido elegido en 1970, como mejor coche importado del año en Estados Unidos.









Por cierto, años mas tarde Paul tendría un sustillo con un 914.









Este Pro Am, aun le introdujo aun mas en el mundillo de las cuatro ruedas. Desde entonces no paro de practicar y practicar, hasta que en 1972 a la edad de 47 años, cuando la gran mayoría de pilotos ya están retirados o dando sus ultimas vueltas, el corre su primera carrera.







Fue en el circuito de Thompson, y con un Lotus Elan. Bien asesorado y conocedor de sus todavía limitaciones al volante, se centro en aprender en categorías regionales y con coches de cilindradas pequeñas, como este Datsun 510 con el que participaría en 1972 en un campeonato regional, con el que seria su equipo como piloto de por vida, el Bob Sharp Racing.





 Maqueta que esta disponible en 1/43 fabricada por True Models.





Seguiria corriendo con el pequeño Datsun, pero con otros colores de guerra.





También disponible a escala.






Sus participaciones automovilísticas todavía dependían bastante del tiempo libre que sus rodajes le permitían, por lo que sus primeros años al volante estuvieron marcados mas por donde podía correr que en que. En 1974 pudo participar en varias carreras de la Trans Am con un Ford Escort MK1.





Esta foto es en Lime Rock Park, circuito situado a muy pocos kilómetros de su casa en Wesport, Connecticut, y que se convertiría en casi se segunda residencia, donde entrenaría durante toda su vida.






Paul Newman ganaría dos campeonatos regionales en clases pequeñas, en el 75 con el pequeño Datsun gracias a un desempate, y en 1976, donde ya lograría sus primeras victorias con un Trimph TR6.





Alejado de los focos, pasando desapercibido, corriendo bajo el nombre de PLN, vivía las carreras en el paddock como uno mas.






Este segundo campeonato, según sus palabras, fue su primer titulo de verdad, el anterior había sido conseguido en un desempate y sin haber ganado ninguna carrera a lo "Champi Herreros".






Su mujer Joanne Woodward, sentada a su lado en la vuelta de honor, jugo un papel fundamental en su vida y en sus dos carreras profesionales, brindándole todo su apoyo, juntos formaron uno de los matrimonios mas sólidos de Hollywood.






Woodward, cinco años mas joven que Newman, gano el Oscar en 1957 por "Las Tres Caras de Eva", y fue la primera mujer en tener una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.






El día de su primera carrera le hizo a Paul un regalo muy especial que veremos mas tarde. Como dice en el documental, "en nuestras vacaciones nunca viajábamos a París, Roma o a Londres, siempre eran a Le Mans, Daytona, Sebring, Indianapolis o cualquier circuito donde Paul pudiera correr o se celebrara alguna prueba de interés".




La maqueta del Trimph.





A partir de aqui, Newman no paro de competir, no solo como piloto, también como manager y propietario de equipos de carreras, el automovilismo se convirtió en su pasión y en su vida, el mismo decía que era un piloto que hacia películas, "ruedo en invierno para poder correr en verano", desde finales de los 70, solo aceptaba rodajes fuera de temporada automovilística, salvo alguna rarisima excepción.


La primera carrera "grande" en la que participo Paul Newman fueron las 24 horas de Daytona en 1977, figura inscrito con un Porsche 911 Carrera RSR del equipo de Bill Freeman, con el que formaría una escuderia en el circuito americano, la "Freeman Newman", que contaría con pilotos del calibre de Keke Rosberg.





Aquí vemos a los dos, disfrutando desde un balcón del Gran Premio de Mónaco de F1.





Y si, se parece a nuestro viejo conocido Pablo Escobar, que como vimos en otra entrada también le gustaban las carreras y los Porsche.






Por cierto el 356 de Newman en Harper, me ha recordado que en la casa de Escobar en Medellin, la "Hacienda Napoles" están expuestos lo que queda de su impresionante garage, donde hay un 356.







Pero volvamos a Paul que me lió como siempre. No dispongo de ninguna foto con el Porsche, el coche abandono muy pronto y puede que ni Paul llegara a conducirlo, pero Newman también se había inscrito con una cafetera roja.







Concretamente un 356 GTB.






Con el que junto a Elliot Forbes y Milt Minter lograría una buena 5º posición en la general, nada mal para ser sus primeras 24 Horas en Daytona.





  

Del que también existe la miniatura.







Pero volvamos a Porsche, conjuntamente con Freeman, Paul adquirió un 911S, con el que entrenaba a menudo, no compitió nunca con el, pero el coche aun rueda.

















Con el que si que competirían, fue con este otro 911S de 1974.







Y lo harían en las 12 Horas de Sebring del 77, la otra gran prueba de resistencia americana.










Haciendo un papel muy discreto, por lo que es posible que fuera Paul el que va en contra dirección. 😊






Eso si, Newman fue el piloto de mayor edad inscrito en la Carrera con 52 años, algo que le ocurría casi siempre en cada carrera.







No correría ninguna carrera mas con el 911, pero el coche seria restaurado y subastado en  2014.































En 1978 pierde a su único hijo varón, Scott Newman White, fruto de su primer matrimonio debido a una sobredosis de barbitúricos, Paul, aun se refugio mas en las carreras, "dentro del coche solo puedo pensar en la siguiente curva".





Con Joanne Woodward tendría cuatro hijas.






1979 seria su mejor temporada como piloto, año en que lograría la victoria en el campeonato nacional, en la categoría C de coches de producción.





Con un Datsun 280 ZX.






Curiosamente no he localizado ninguna maqueta a 1/43, si en kit para montar a 1/24







Paul entablo mucha relación con Dick Barbour quien le propuso correr ese año la triple corona, Daytona, Sebring y las 24 Horas de Le Mans, algo a lo que lógicamente resultaba muy difícil decir que no, y mas si el coche elegido era nada mas y nada menos que un  Porsche de primera linea, Barbour tenia uno de los mejores equipos privados de Porsche en USA con los 935, y ya en el 78 había logrado una 5ª plaza en Le Mans y un 2º puesto en Daytona.






En Daytona corrió con el chasis 24 de los cuatros 935/77 que Barbour tenia en su equipo, con el dorsal nº6.





Clasificaron en 7ª posición pero no acabarían la carrera por un rotura en una válvula.






La maqueta esta disponible en Exoto a 1/18, pero no a 1/43.





Por problemas de agenda no asistiría a Sebring, donde el equipo habiendo logrado la pole, acabaría en 4ª posición, posiblemente por el rodaje de "Distrito Apache".






Permitirme la escena.





Pero donde si que se presento fue en la carrera de las carreras, Le Mans.





Newman era un tipo muy discreto, la antítesis de una estrella de Holywood de ese calibre, de hecho llevamos muchas lineas y fotos y aun no hemos visto ningún coche "personal" suyo. En las carreras americanas era uno mas del equipo, dormía y comía en el padock.






Pero Europa no era America, y en Le Mans la noticia de que una super estrella de Holywood iba a participar en las míticas 24 horas, hizo que aquello se convirtiera en un circo, mas de lo que ya de por si era y es.








Rodeado siempre de paparazzis y fans en busca del actor y no del piloto, el padock era un autentico caos, hasta atropello a unos cuantos en una de las salidas de boxes, lo que por otra parte hizo que el archivo fotográfico de la misma sea muy amplio.












Barbour había contratado como tercer miembro del equipo al piloto de F1 Rolf Stommelen, y piloto oficial de Porsche en el mundial de Resistencia.





Stomelen protagonizo un grave accidente el Gran Premio de F1 de 1975 celebrado en el circuito de Montjuich, en el que tras perder un alerón se estrello provocando la muerte de 4 espectadores, esta seria la ultima carrera celebrada en el mítico circuito de mi ciudad, Barcelona. 


Barbour llevo a sus cuatro 935 a Le Mans, patrocinados por la mítica crema solar Hawaiina, de los que tres están en mi colección.









Solo me falta el dorsal 73.




El coche de Newman seria el nº 70.












Sobre el coche no vamos a entretenernos, ya que da para una entrada aparte y que ya hice hace unos meses. 

https://misporschesaescala.blogspot.com.es/search?updated-max=2017-06-17T12:04:00-07:00&max-results=7&start=8&by-date=false



Por lo que solo recordaremos que Newman y compañía no ganaron de milagro la carrera, una tuerca se soldó a la rueda por el calor y retraso mucho un cambio de neumáticos, Paul logro una grandiosa 2ª posición, en uno de los míticos tripletes conseguidos por  Porsche en Le Mans.






 Eso si, a las Hawaiian Tropic si que las repaso.

















El trió correría otra vez con el mismo coche en las 6 Horas de Watkins Glen, donde también acabarían en 2ª posición.














Durante los años 80 Paul siguió corriendo asiduamente en Estados Unidos, pero nunca volvió a Le Mans.





Lo haría principalmente siempre con Datsun.






Con el ZX280 Turbo.








A mediados de los 80 se unió a Bob Sharp, para ya no ser solo uno de sus pilotos sino también propietario, montando el  Newman Sharp Racing, Paul correría esos años con Nissan.








Atentos al anuncio.




Aquí le vemos junto a al hijo de Bob, Scott Sharp.







Con el Nissan logro varias victorias.





En 1986 deja por fin de ser el actor nominado mas veces al Oscar sin haberlo conseguido y se lleva la estatuilla.





Por la pelicula "El Color del Dinero"







En la que comparte cartel con un joven Tom Cruise, en la que durante el rodaje le debió comer tanto la cabeza como decía Redford, que Tom se acaba alistando como piloto en el equipo de Newman.






Cuenta la leyenda que su mujer, Mimi Rogers, le apartaría de las carreras y lo llevaría hacia otras "ciencias".





Superaría a la Rogers con el tiempo, pero no a la ciencialogia, pero volvamos a Newman que otra vez me lió.

Ya hemos comentado que en 1983, Newman se une con su amigo y patrón Bob Sharp creando una escuderia, pero no seria la única. Paul Newman presencia el fallecimiento de su amigo y compañero en Le Mans, Rolf Stommelen.







Rolf participaba en las 6 horas de Riverside junto a Derek Bell con un 935/77.





De la escuderia de John Fitzpatrick, carrera en la que curiosamente también corría el coche, aunque algo cambiado, con el que Rolf y Paul habían quedado segundos en Le Mans hacia unos años.





Aquí lo vemos luchando con el otro coche del Team Fitzpatrick, al igual que le paso en Montjuich, Stommelen perdió el alerón del Porsche, estrellándose contra el muro.





En un accidente que resulto fatal para el alemán.





El accidente hizo mella en Newman quien redujo su actividad como piloto, para incrementarla como manager, en 1982, Newman había montado un equipo que participaba en la Can Am, junto al piloto Carl Hass,  ese año deciden dar el gran salto y se inscriben en la Indy Car, la F1 americana. 

El equipo seria el Newman Hass Racing, y acabaría siendo uno de los grandes equipos de carreras americanos.




Como piloto contrataría a nuestro viejo amigo Mario Andretti.





Y ganarían el campeonato en 1984, titulo que repetirían en 1991.








Newman volvería a conquistar el titulo con Nigel Mansell en 1993.





En 2002 con Cristiano di Matta.





Y encadenaría cuatro titulos seguidos con Sebastian Bourdais del 2004 al 2007.





Años en los que también tuvo como piloto a nuestro Oriol Servia.





Cuenta Oriol, que a Newman le fascinaban sus cascos con motivos "dalinianos".





Paul Newman gano como manager 107 victorias y 8 títulos nacionales, tras su muerte, el equipo comenzó a languidecer para acabar desapareciendo en 2011.





Pero volvamos al Newman piloto y a Porsche.







Lógicamente con el paso de los años y debido a la edad, la actividad como piloto de Newman fue reduciéndose, en los 90 corrió carreras esporádicas, pero en 1995 se inscribió para las 24 horas de Daytona, Paul participo en las previas con un RSR del equipo Gunnar, de su buen amigo y mecánico Kevin Jeannette.





Tenia 70 años.





Finalmente no correría con el Porsche por problemas mecánicos, lo haría con un Ford Mustang.





En el que haría publicidad se su ultima película, Nobody's Fool, aquí titulada "Ni un pelo de tonto" y quizás mi película preferida de Newman, en la que se devora a la pantalla en cada secuencia en la que aparece.





En una carrera loca, el Ford lograría una sorprendente tercera plaza de la general.





 La carrera se la llevo este Kremer Porsche. 





Pero el caso es que Paul se subía al cajón en Daytona a sus 70 años y ganando la carrera en la categoría GTS.





No se llevo el Rolex que se otorga a cada ganador en las 24 Horas de Daytona, pero ni falta que le hacia, ademas gracias a Newman, el Daytona es uno de los iconos de la marca, y que yo sepa jamas hizo publicidad para los suizos.





Y ya que hablamos de Rolex, Daytona y Newman, aquí tenemos al famoso y mítico reloj de Paul Newman y su historia.




Se trata de un Rolex Daytona ref. 6239, que le regalo su mujer Joanne Woodward en 1972 con motivo de su primera carrera como piloto, con la inscripción "conduce con cuidado" y que Paul usaba como herramienta de trabajo.  






A finales de los 80 su segunda hija Nell se había echado novio.




Este solía llegar tarde a los eventos "familiares", no tenia reloj, y su suegro, al que Joanne le había regalado un Daytona mas moderno hacia poco, soluciono el asunto dándole su "viejo" Rolex.





Su hija Nell Newman y su yerno Cox en la actualidad.





Nell, albacea de las fundaciones de su padre, junto con su marido decidieron subastar el reloj el año pasado y dar los beneficios a su fundación, sabéis cual fue el precio que alcanzo?? 

En la entrada anterior mencionamos que el Porsche 917 "McQueen" había alcanzado un precio de 14 millones de dolares, conviertiendose en el auto de Stuttgart mas caro de la historia, que precio alcanzo del Rolex de Paul Newman?? Mejor verlo que a lo mejor no me creeis.






Si, si, lo habeis visto bien, 17.752.500$, mas de 15 millones de euros!





Pero volvamos a Daytona, al circuito!, en el 2000 volvería a participar en las 24 Horas, con un 996 GT3 del equipo Champion. 

Newman realizo los test en enero, junto al hijo pequeño de Kevin Jannette.








Si os fijais en el casco, la decoración es diferente a la habitual plata utilizada por Newman, de hecho existe la maqueta del casco de Paul. 






No se si influenciado por Servia, en los 90, su hija pequeña Stephanie le pinto el casco a su padre, con motivos estelares.






Y ya no abandonaría esos colores, en los test, Newman ya demostró que seguía en forma
dejando claro que no iba de comparsa.







El coche corrió de negro.






Con 75 años se volvía a poner el mono de carreras, el equipo consiguió un récord, ya que contaba con el piloto mas mayor y el mas joven en correr las 24 Horas.






Y a competir en la gran prueba americana de resistencia.






"Where  the Money is" era la ultima película de Newman.







La maqueta no forma por el momento parte de  mi colección, cosa que habrá que remediar.







Porque esta disponible en Minichamps.







El equipo tuvo muchos problemas mecánicos y no logro acabar la carrera.







Newman que se sentía en forma, quiso volver a Le Mans, pero no fue admitido por la edad, en todo un homenaje, volvió a correr para su amigo Dick Barbour en una carrera de las Le Mans Series, seria en Road Atlanta y también con un Porsche.







Tendrían un accidente que les obligo a abandonar, pero no fue Paul quien conducía 😉

Por cierto el coche fue subastado en Amelia Island en el 2013 por 121.000$, vamos ni para envolver el Rolex.






No hemos mencionado para nada al garage "privado" de Paul Newman.






Y es que apenas se le conocen muchos coches, a diferencia de otras estrellas y mas aun con la pasión, aunque tardía que tenia por el automovilismo, Paul nunca ostento ni lucio cochazos en su garage, de joven tuvo este Chevrolet.






Y durante los 70 un escarabajo con el que acudía a los rodajes.






Eso si, al que a lo Gas Monkey, le metió un motor Ford de carreras, creando un engendro de mucho cuidado.








Newman repetiría años mas tarde el experimento con su coche familiar, un Volvo 960, que seria su coche de por vida de uso diario.






A ese le injerto un V8 de Ford.





Newman, nunca alardeo de coches.





Solo en sus últimos años se le vio con coches de gama alta fuera de los circuitos, como con este Carrera S en un acto benéfico de su fundación.










Y se dio el capricho como yo, de un 599 GTB Fiorano, aquí el de Newman.






Aquí el mio, eso si, a mi que no me lo entrego ni Jean Todd ni Luca di Montezemolo😂.






Y seguro que Paul lo mantuvo algo mas que yo, que a mi solo me dio para unos días. 😏

Pero vamos con la parte final y con el ultimo Porsche de carreras que tuvo Paul Newman, y aunque este se merece una entrada aparte por si solo, ya puestos, y como fue uno de los últimos Porsche que piloto, lo incluiremos dentro de esta, así que atención, si queréis hacer una pausa, hacerla porque que aquí empieza un ladrillo considerable. 






En el 2001 el equipo Gunnar adquiere este 911 GT1 Evo. 

Fundado en 1977 por Kevin Jeannette, antiguo mecánico de la fabrica, el Gunnar Porsche Racing, es uno de los restauradores y preparadores de Porsche mas importantes de los Estados Unidos, tanto que hasta que la propia fabrica le encarga trabajos de restauración, Gunnar tiene su propio equipo de carreras, aunque no es la principal actividad, es mas una diversión y forma de mostrar sus creaciones para atraer clientes.





Se trata de uno de lo dos Porsches oficiales que participaron en las 24 Horas de Le Mans de 1997.





Concretamente el chasis 005, con el dorsal 26.





No hay que confundirlo con la unidad del 98 que ganaría las 24 Horas, que fue la ultima evolución del GT1, algún día haré una entrada especifica sobre el GT1.






Nuestro protagonista en manos de Emmanuel Collard, Yannick Dalmas y Ralf Kelleners no lograron acabar la carrera.






Por culpa de un incendio.





Tras Le Mans, correría todo el campeonato FIA GT acabando Porsche en una discreta 4ª posición, en 1998 el coche seria adquirido por el equipo americano Champion Motors, con el que disputaría el IMSA en la categoría GT1, logrando el subcampeonato americano, gano un par de pruebas e hizo varios cajones mas, uno de ellos en Daytona.






La maqueta la tengo en caza y captura, pero esta disponible en Minichamps.






En el 99 corre las 12 Horas de Sebring, acabando en 4ª posición.





Posteriormente sufre un fuerte accidente en unos entrenamientos, y ya no vuelve a correr mas, se pasa un par de años olvidado en el trastero del equipo Champion, pero gracias a que este se muda, el coche aparece y se lo llevan a Gunnar a ver si estos pueden hacer algo o aprovecharlo. El coche es uno de los pocos GT1 fabricados por Porsche y conscientes del valor del mismo, deciden que hay que repararlo y mas cuando la propia Porsche lo desestima por lo complicado del trabajo. Paul Newman se involucra en el proyecto y Gunnar lo repara para correr con el en las 24 Horas de Daytona, y junto con su amigo y cliente PLN.










Paul contaba con 76 años.





Clasificaron en la 27ª posición.





Tuvieron muy mala suerte ya que se vieron obligados a abandonar por una fuga de aceite muy pronto.





La maqueta, también en busca y captura.





El coche se pudo contemplar en la Tecno Classica de Essen en el 2016.














Pero la historia del coche no acaba aquí ni mucho menos, como hemos comentado antes, Gunnar restauro el coche, el taller ha hecho autenticas maravillas de restauración con modelos de Sttutgart, algún día mostrare un 917 de mi colección que fue totalmente restaurado de principio a fin por Gunnar, mostrando todo el proceso.

Para reparar el coche construyeron una bancada especial, y ya que habían hecho el utensilio, deciden amortizarlo haciendo una copia, la idea es fabricar un spyder para correr las Le Mans Series clonando al GT1. Al equipo Champion le interesa el proyecto y comienzan a fabricar el coche, este seria denominado G99 (G de Gunnar y 99 por el año). La cosa se complica en tiempo y Champion decide comprar un Lola para participar en el campeonato del 2001, por lo que el coche se queda a medias, hasta que en el 2002, Gunnar decide acabarlo para poder correr en las Grand Am Series, de restricciones menos severas.
















El motor que montaría seria un 3.6 de un GT3 RS.











































El fabricante de miniaturas Minichamps, apoya al proyecto quedándose los derechos de explotación para reproducirlo a escala.



















En octubre del 2002, el coche esta listo para ser probado, y comenzar las pruebas de homologación.















El coche no funciona mal, pero no pasa las homologaciones para poder competir, el haberlo decapitado para convertirlo en un Spyder tiene la culpa, pero quien corta puede soldar dijeron en Gunnar!

Por lo que en una carrera contrareloj se ponen manos a la obra, lo primero cortar el arco de seguridad.













A Minichamps no le dieron tiempo a hacer la miniatura del Spyder, pero existe un kit en resina para montar.






El G99 ya estaba listo para recibir a la parte de arriba.














Sobre recambios del original GT1 se hace en fibra de vidrio las partes de la carrocería trasera.



















Decir que el techo y el parabrisas lo hacen "a mano" es quedarse corto, muy corto!





















  




El proyecto cuenta con la bendición de Porsche Motorsport que les proporciona un capo original de GT1.





Una vez conseguida la carrocería, el coche se desmonta para montar la jaula antivuelco.




















En apenas un mes el coche ya vuelve a ser un Coupe, pero el objetivo son las 24 Horas de Daytona y apenas faltan dos meses, por lo que hay darse mucha prisa.
















































El coche logra rodar en los test de Enero.












El G99 esta listo y correrá las 24 Horas de Daytona del 2003.





Como habéis visto en las fotos en Gunnar saben un poco de coches, le dejan un rato un GT1 y te lo "copian", bromas aparte por sus talleres pasan autenticas maravillas de Sttutgart para ser restauradas o mantenidas, como esta unidad, el chasis 026 de los 917.





El 917 participo en las 24 de Le Mans de 1970, y ojo, no confundir con el de la película de Steve McQueen con el mismo dorsal, ya que no es el mismo, este sufrió un accidente durante la carrera y tras la misma fue reconvertido en Spyder, si, que dichosa manía de decapitar a un Porsche para hacer otro Porsche.
  




Coche que daría origen al 917/10, como este de Jo Sifert.














Pero volvamos a Newman que me lió como siempre, por suerte el coche volvió a su estado inicial, en 1988 Kevin Jeannete lo compro y lo restauro, Gunnar tardo 5 años en devolverlo a su aspecto original de 1970 en Le Mans, pero una vez acabado, nuestro protagonista no perdió la ocasión de marcarse un track day con el mejor coche de carreras de la historia.














Pero volvamos al clon del GT1, ese año se cumplían 20 años de la victoria del equipo Gunnar en  las 24 Horas de Daytona.








Por lo que al no contar con patrocinador principal, deciden homenajear al 935 ganador en el 93, pintando al G99 con los mismos colores.
































Y así queda el coche para debutar en las 24 Horas de Daytona.











Los pilotos serian Gunnar Jeannete, Duncan Dayton, Peter Kytchak y Ron Zitza.






Clasificados en 28ª posición y después de todo el esfuerzo, el coche abandona por un fallo en uno de los cilindros del motor.





Pero a Minichamps esta vez si que le dio tiempo a hacer la maqueta, y en una edición limitada a 1536 unidades.
























20 años los separan y las lineas seguían siendo prácticamente idénticas.








Las 24 Horas de Daytona estaban englobadas dentro del Campeonato Americano Grand Am Series, Gunnar no consiguió vender el auto y tampoco consiguió patrocinador para poder cubrir el campeonato, por lo que solo pudieron participar en 6 pruebas. Tras Daytona, se comprobó que el motor del RS tenia un fallo y se le cambia el motor.













En marzo correría las 250 MIllas de Homestad en Miami.





Sin patrocinador principal, el coche es pintado con los colores de la escuadrilla de combate Mako, con base en Florida.











Lastima, pero no tengo fotos del proceso de pintura del G99 para esta prueba, pero aquí esta la miniatura de Minichamps, esta vez sube algo mas la edición limitada, 1824 piezas.




















Esta  vez el motor aguantaría, pero no la caja de cambios.






El coche pilotado por Gunnar y Wayne Jackson abandonaría al quedarse sin cambio.





El G99 vuelve a correr en mayo en las 250 millas de Barber.





Sigue sin patrocinador y vuelve a los colores negros habituales en el equipo.





La version de Minichamps, ya a 2592 piezas.























La siguiente carrera a la que pudo asistir el G99 fue otra vez en Daytona, a las 250 Millas de Paul Revere, esta vez sobre la base negra del coche.








Y como la carrera se celebraba prácticamente de noche, decidieron para que se hiciera notar, decorarlo de esta manera.














No se si la decoración tiene algo que ver con este 906, que en 1967 corrió las 12 horas de Sebring.





Y que repitió en 69 con peor suerte.






Pero el nuestro se presento muy parecido en Daytona.









El coche no andaba mal y clasificaron en 8ª posición.





Acabarían en una buena 7ª plaza.






El Minichamps, esta vez ya son 2064 unidades fabricadas.


























Paul Newman no había corrido ninguna carrera todavía en el 2003, pero se volvió a poner su casco azul estelar, pintado por la pequeña de sus hijas, para pilotar al G99.






Paul Newman era un persona muy altruista, de hecho su famosa marca de salsas Newman's Own.






Es totalmente benéfica, todos los beneficios van para obras de caridad. A Paul que era un tipo "hogareño" le encantaba aliñar las ensaladas, y tras una cena, un amigo le dijo que esas salsas estaban buenísimas, "seguro que si las vendieras triunfarías" y de ahí, en 1982 creo la compañía, que en el momento de su fallecimiento había generado mas de 350 millones de dolares en donaciones a obras de caridad.

Otra de las fundaciones de Paul Newman, la creo en 1988 tras la muerte de su hijo, se trataba de unos campamentos de verano infantiles para niños con problemas.





La "The Hole in Wall Gang Camp".





Newman decoro al G99 con el nombre de todos los campamentos.

















Y Paul se volvió a enfundar el mono.





Fue en Watkings Glen.



Junto a Gunnar Jannette y Kyle Petty.





Acabando las 250 millas en 7ª posición.





Y aquí esta la maqueta, una de las 2352 piezas fabricados por Minichamps.





















Para la ultima prueba que corrió el Gunnar, esta vez si que consiguieron patrocinador, como si su amigo "bombero" Steve McQueen hubiera visto correr a Paul Newman con el Porsche, este  no quiso ser menos.


  

El ex piloto y conocido de este blog, Michael Keyser.





Acababa de publicar un libro sobre la vida de Steve, y el making off de su película de Le Mans, adelantándose en parte al documental que vimos en la entrada anterior.





El hijo de Steve, Chad McQueen, encargado del legado se su padre y de la empresa de merchandasing familiar, decidió dar publicidad al asunto.











Y ser uno de los pilotos del coche.





Chad, actor en sus inicios y al que habéis visto seguro. 







Si, es el de la izquierda, el malo de Karate Kid. Hizo tambien sus pinitos en la carreras, pero un grave accidente, en las previas a las 24 Horas de Daytona del 2006, le apartaría de la competición.






La carrera fue las 3 Horas de Daytona.





Acabando en una discreta 19ª posición.





La miniatura de Minichamps, 2784 unidades para el de Steve.





















Estas fueron las seis versiones de las seis carreras en las que participo el Gunnar G99, ya que no volvería a competir, tengo que remarcar que la calidad de Minichamps en estas piezas es de lo mejorcito del fabricante, y ya no solo porque pertenezcan a su serie Paul's Model Art, en ella también tengo modelos que dejan mucho desear, sino porque sus acabados están por encima de la media de sus modelos, lastima que mis pésimas dotes fotográficas no muestren mejor el gran acabado de las miniaturas, de este peculiar Porsche fabricado fuera de Sttutgart.
























Esta fue la ultima carrera del Gunnar G99, aunque aun le queda recorrido, pero volvamos con Paul Newman.





En 2004 y de la mano de su amigo Kevin Jeannette y el team Gunnar, Paul Newman volvería a correr las 24 Horas de Daytona, y con Porsche otra vez.






Lo haría junto a Gunnar, Mike Brockman y Kyle Pretty.







El coche es un prototipo Fabcar preparado por Gunnar con un motor Porsche. 






Pero el motor volvió a fallar, y no acabaron la carrera.






Pero no seria su ultima carrera en 2005 y con 80 años, Paul vuelve a Daytona, y lo hace a lo grande.




Con su equipo propio junto a los que fueron dos de sus mejores pilotos, Sebastian Bourdais y Cristiano di Matta, completaria el equipo Gunnar Jannette. 





Esta vez el coche es un protoyipo Crawford DP03 con motor Ford.





Como curiosidad, Maria de Villota también corrió esa edición de las 24 Horas, con una cafetera roja.




Fue una carrera bastante accidentada, en la que el equipo de Paul también abandono por un percance.





Esta si que seria la ultima vez que se verían a los míticos ojos azules de Paul Newman corriendo en Daytona.






Paul corrió haciendo publicidad de la ultima película que rodó, la mítica "Cars" en la que puso la voz a Doc Hudson.






Un Hudson Hornet de 1951, Paul encargo a su gran amigo Kevin Jannette que el coche cobrara vida.







Y así lo hizo Gunnar.
























Para que Paul, no solo le pusiera voz, si también lo pilotara.










No tengo la maqueta de Doc.




Pero si la de Sally.😉





No seria el ultimo regalo de Kevin a Paul.





Gunnar, volvía pintar el G99 con los colores de la fundación de Paul y se lo entregaba para que pudiera usarlo en sus últimos track days, en el circuito de su vida, Lime Rock.
































A principios del 2008 se le diagnostico un cáncer de pulmón, sin mucho que hacer, Paul decidió pasar los últimos meses de su vida en su casa, rodeado de su familia.

Una mañana de agosto, el circuito de Lime Rock, cerro sus puertas para que Paul Newman pudiera correr en solitario sus ultimas vueltas.






Rodo durante hora y media con su ultimo coche de carreras, un Corvette GT1, que su escuderia siempre le tenia a punto por si quería competir en alguna prueba.





La ultima vuelta la dio con su Volvo piel de cordero y corazón de lobo, con el que regreso a casa.







Newman falleció un mes mas tarde, el 26 de septiembre de 2008 en su casa junto a su familia.






Pero como la gran estrella que fue en el celuloide y en los circuitos, seguira brillando de por vida, como en aquel viejo póster de mi mujer.





Saludos!