viernes, 18 de enero de 2019

917 La Historia. 3ª Parte 1969 Le Mans

Por primera vez en sus historia, Porsche llegaba a Le Mans como favorito.






Por lo que valía la pena pagar una buena entrada.






Porsche desembarcaba en el pequeño pueblo de Teloche, su cuartel general en Francia.






Con los 908 y los nuevos 917, dispuestos por fin a ganar la carrera.





Aparcando en plena calle sus bolidos. Impensable hoy en día esta foto no?






Joe Siffert, iría por su cuenta con un 908/2 que había preparado expresamente para la carrera, seguía sin querer saber nada de los 917.





No he localizado maqueta alguna del coche.






Pero vayamos con los 917. Porsche llevo 4 chasis a Le Mans, serian los nº 005, 006, 007 y el 008, tres de ellos bajo el equipo oficial, el Porsche System Engeenering, y el cuarto que seria el primer chasis que vendió Porsche a un equipo privado. Podríamos decir que fue el primer "corsario" de Porsche, se trataba del chasis nº005, que adquirio el británico John Woolfe.







Woolfe de 32 años de edad, era un adinerado ingles que tenia su propio equipo de carreras, un piloto totalmente amateur y además con muy poca experiencia, solo había participado el año anterior en Le Mans con un Chevron, y para este año se había asociado con Bruce McLaren para correrlas juntos con un prototipo de McLaren, pero este no pudo acabar el coche a tiempo para la homologacion, por lo que John se había quedado sin coche, con el dinero que le devolvio McLaren  le propuso a Porsche la compra de una de las cuatro unidades que el equipo llevaba a Le Mans, y esta accedió a venderle el coche, y asi sufragar en parte los costes,  fue el primer 917 que se vendió a un privado.









Woolfe compraba el coche y dos asientos en la estructura del equipo, para participar en Le Mans como un miembro mas.





El chasis nº 006 seria utilizado como muleto y solo participo en los entrenamientos con el dorsal nº15






La maqueta de Ebbro.






El chasis nº007 llevaría el dorsal nº14.





Los pilotos serian Rolf Stommelen y Kurt Ahrens





Y es el primer 917 a escala de mi colección.

















La maqueta de una gran calidad, es del fabricante japones Ebbro.
 




El chasis nº 008 seria el portador del dorsal nº12.





Que pilotarían los ingleses Vic Elford y Richard Attwood.





Aquí tenemos a los dos juntos en el paddok, al fondo, el "artista" invitado a la fiesta previo pago.







La maqueta también la reproduce Ebbro, de hecho reproduce a los cuatro 917 que estuvieron en Le Mans en 1969.







En los entrenamientos clasificatorios del sábado, el nº12 logro la pole.







Con un tiempo de 3:22, seguido del otro 917.





Y tercero se colaba "Pepe" Siffert con el 908/2 a casi 8 segundos del 917.





De hecho Porsche colocaba a todos sus 917 y 908 entre los 10 primeros, hasta el inexperto John Woolfe metía al 917 "privado" en 9ª posición, Woolfe reconoció que el coche le superaba y le estremecía. 





De hecho la pareja de Woolfe, Digby Martland, sufrió un tremendo susto durante los entrenos y decidió que no tenia manos para pilotar el coche y se bajo del carro, su puesto lo ocuparía unos de los reservas del equipo oficial, Herbert Linge.


Pero vayamos a la carrera.




La salida se hacia como era típico en Le Mans, con los pilotos corriendo desde el otro lado de la pista hacia los vehículos, que tenían que poner en marcha y salir a toda pastilla. Ya lo he contado en alguna ocasión, pero el hecho de que la llave de arranque en todos los Porsche este situada a la izquierda del volante.






Es precisamente por Le Mans, para que se pudiera arrancar con la mano izquierda y meter la primera marcha con la derecha. Algo que sigue perdurando hoy en día.






Y así, se ganaban unos segundos en la salida.




Aquí vemos como Stommelen mantenía la primera posición.








Pero Siffert, mas rápido de pierna, y no teniendo que cerrar puerta alguna.





Le robaba la segunda posición a Elford.





Quien no realizo una buena salida fue John Woolfe con el otro 917.








Pero adelantaba muchas posiciones volando en la recta de Mulsanne.





Este adelantaba a dos Ferrari y se ponía en quinta posición a la estela de los dos 917 y dos 908 aprovechando la gran punta del Porsche.





Al salir de las hoy llamadas curvas Porsche, para llegar a Maison Blanche, a la que se llegaba a mas de 320 y con una única trazada, Woolfe adelanto a un Ferrari por el exterior sin poder evitar tocar la hierba, lo que  le hizo trompear y salir embestido contra el talud.










El 917 se partió en dos, el deposito lleno de combustible al ser la primera vuelta, se incendiaba en medio de la pista.





Woolfe fallecía en el acto, era el 16º piloto que perdía la vida en Le Mans, de los 22 que lo han hecho hasta la fecha, el ultimo Allan Simonsen en 2013.





Parece ser que una de las causas de la muerte fue que tuvo problemas para cordarse el cinturón, de ahi su retraso en la largada, y este no se cerro bien. Muchos pilotos reconocieron después que no se lo cordaban en la salida para no perder tiempo, y lo hacían al comenzar la larga recta. Esta seria la ultima vez que se haría la "largada" en este formato. Porsche recibió muchas criticas por vender un auto de esas características a un piloto amateur, y la prensa le llego a llamar "fabricante de viudas".





Pero Le Mans es Le Mans y la carrera continuo.






El 917 de Stommelen lidero la carrera durante las dos primeras horas, hasta que unas perdidas de aceite le obligaron a para en boxes, bajando muchas posiciones mientras sellaban el problema.







 Teniendo que abandonar finalmente de madrugada.









Siffert aprovecho la ocasión para ponerse en cabeza con el 908.






Pero el 917 de Elford y Attwood, mucho mas rapido, se pondría en cabeza a la cuarta hora y comenzaria a marcar un ritmo demoniaco.




Los unicos capaces en seguirle la estela de lejos eran los otros 908 oficiales. Porsche ocupa con claridad las cinco primeras posiciones de la carrera. Esta vez la victoria no se podía escapar.

Pero Le Mans.......





El 908 de Siffert y Redman rompía una suspension y bajaba hasta mitad de la tabla.

Al 917 le seguían escoltando los 908 nº64 y nº23, pero incomprensiblemente al final de la recta de Mulsanne el coche pilotado por Udo Schutz.








Otra maravillosa pieza de Ebbro de mi coleccion.








Se chocaba con su compañero de equipo, el otro 908 nº 64 pilotado por Larrausse.





El coche de Udo se partía por la mitad y ardía en llamas, pero Schutz salia ileso, Larrousse con daños leves en la carrocería pudo llegar a boxes, donde aunque bajando a la 9ª posición se pudo reincorporar a la carrera.





A falta de tres horas para acabar la carrera, el 917 de Elford y Attwood le sacaba 6 vueltas de ventaja al otro 908 que se mantenía sin problemas en la 2ª plaza, el nº22 pilotado por Rudi Lins y Willi Kauhsen.





Que a su vez mantenía varias vueltas de ventaja sobre los dos Ford GT40, aquí podemos ver a los "pequeños" 908 doblando a los "grandes" Ford.





Por delante de ellos el 917 seguía imparable.





Dos Porsche destacados en cabeza y un par de horas largas para acabar, pero que se harían muy, pero que muy largas.....





El 908 de Kauhsen rompía el embrage.





Y el 917 se detenía en boxes de golpe, algo no andaba bien.





Volvía a la pista a los pocos minutos, pero media hora mas tarde, rompía también la caja de cambios.

Nustro amigo Jackie Ickx, que había partido el ultimo, en protesta por el tipo de salida, su excompañero Willy Mairesse, había perdido la vida en la edición anterior al no cerrarsele bien la puerta en la salida. Decidió ese año caminar sin ninguna prisa hacia el Ford, atarse bien el cinturón y salir a la carrera.

Se puede apreciar en la instantánea, como va andando por la mitad de la pista cuando el resto ya se esta montando y arrancando, genio y figura ya de jovencito.





Jacky se ponía líder a falta de 2 horas.





Pero literalmente pegado a sus talones se ponía el único Porsche que había sobrevivido a la debacle.





En el que dicen que fue el mejor final de carrera de la historia de Le Mans, los dos coches se intercambiaron continuamente las posiciones durante las dos ultimas horas.





El testigo de la luz de freno estaba encendido en el 908, todo parecía que los discos ya estaban en las ultimas, pero no había tiempo para cambiarlos, con lo que Hans Herrmaan, se veía obligado a alargar las frenadas, cosa que aprovecha Ickx para adelantarle, para ser superado de nuevo en las rectas por el Porsche mas ligero y rápido, los dos coches habían bajado considerablemente la potencia de sus motores por el esfuerzo, el Porsche se ponia en cabeza en las rectas y el Ford lo pasaba en las curvas, asi durante toda la ultima hora final.

Así llegaron a la ultima vuelta.

El joven pero ya muy zorro Ickx, cambio la estrategia, siempre era superado en la recta de Mulsanne, pero esta vez se dejo adelantar fingiendo una bajada de potencia, para así aguantar la larga recta a rebufo del 908, este al tener que frenar mucho antes fue rebasado ampliamente por el Ford, y logro aguantar lo que quedaba de vuelta en cabeza.





Entrando en la ultima curva en primera posición y sin metros suficientes para que le pasara el 908.





Los separaron solo un segundo y medio, tras 24 horas de carrera!, tan solo 120 mts de distancia. La mas mínima de toda la historia de Le Mans.







De todo lo ocurrido en la carrera tomo y grabo buena nota este señor.





Que si sois seguidores del blog no hace falta que os explique nada mas.

Jacky Ick con 24 años de edad se llevaba la primera de las seis victorias que tienen en Francia, cuatro, eso si, se las daría a Porsche, como curiosidad, de vuelta a Bélgica en su coche, un 911, sufrió un fuerte accidente del que salio solo con heridas leves. 





Fue el golpe mas duro en la historia de Porsche en cuanto a competición se refiere, claro que lo que la suerte te quita, la suerte te da. Porsche se pudo resarcir, aunque 47 años mas tarde. En 2016 ganaba las 24 Horas en el ultimo suspiro cuando las tenia perdidas.






Tras la derrota, el 917 volvía a la fabrica y se le hacían múltiples mejoras con el fin de domesticarlo de la mejor manera posible. Todas esas mejoras fueron probadas en su vuelta a la pista en agosto.






Joe Siffert probo el coche en el circuito de Zeltweg, el chasis era el nº009 y se había modificado todo el tren delantero, que le daba algo mas de estabilidad al coche, la ventelación en la cabina se había mejorado, el problema de los frenos seguía, era muy difícil pararlo, pero Siffert concluyo que ahora al menos, subirse al coche no era un intento de suicidio.






El coche, sobre todo con la configuracion corta que habían modificado probándola en el circuito de Hockenheim, era mas fiable y manejable.






Y Siffert junto a Arhens lo usaron por primera vez en carrera.






Ganandola y dando la primera victoria a Porsche con un 917. 




La maqueta la reproduce Spark.





Si os habéis fijado en una foto anterior, a Zeltweg llegaron dos 917.






El grandioso David Piper, gracias al favor que le hizo a Porsche al correr en Nurburgring cuando nadie quiso, fue el segundo piloto privado en poder adquirir un 917, seria el chasis nº 010. Y lograría un tercer puesto.







De hecho hay que indicar que este fue el primero 917 "nuevo" vendido directamente, ya que la unidad del malogrado Woolfe era de segunda mano, una de la ya usadas por Porsche.

La prueba de Zeltweg fue la ultima de la temporada del Mundial, y el Porsche System Engeneering no volvería a correr con el 917 ese año. 


Pero no el de Piper! Este convenció a Siffert para ir con el coche a Japón, a correr una prueba del campeonato nipón que se celebraba en el mítico circuito de Fuji, y allí que se fueron con el 917.


Y aquí tenemos a mi segunda miniatura del 917, el japones!.




















Esta maravilla a escala también es Japonesa, de Ebbro.






La aventura nipona se saldo con un 6º puesto.











Piper que de regreso a casa corrió una carrera corta en Hockenhein quedando tercero, volvió a convencer a Siffert para hacer las maletas e irse a Sudafrica.





Para correr las 9 Horas de Kyalami.





Prueba que ganaron, consiguiendo Piper la primera victoria de un "corsario" con el 917.





Esta si que seria la ultima carrera del año para el nuevo 917, el coche de Piper es el único 917 que no ha cambiado de manos y sigue siendo de su propiedad, coche que he podido admirar y escuchar en persona.




Pero ya hablaremos de el mas adelante.

En esta entrada hemos visto a los primeros 917 de 1969 "europeos".






Y en sus dos primeras configuraciones con las que corrió. Las cola corta y cola larga.





















Pero hubo una version mas, esto solo acababa de comenzar!!