domingo, 30 de abril de 2017

Porsche y la Formula 1

8ª Parte 500 Millas de Indianapolis



Fernando Alonso ha revolucionado el panorama automovilístico mundial hace unas semanas y de que manera!, no lo ha hecho ganando ninguna carrera, ni tan siquiera pilotando, simplemente anunciando que no participara este año en la carrera mas emblemática de la Formula 1, el Gran Premio de Mónaco.





Carrera que ha ganado en dos ocasiones y con dos marcas diferentes, con Renault en el 2006 y con McLaren en el 2007.





De la del Renault tengo una edición especial realizada por Minichamps, un cofre que al abrirlo suena el audio de la parada en boxes, el sonido del motor durante los 15 segundos que duro su pit stop en el circuito Monegasco.





Alonso renuncia a participar en Mónaco para cruzar el charco y acudir a la carrera más mítica de los Estados Unidos, las 500 millas de Indianapolis en su 101ª edición.







Ante la falta de prestaciones del McLaren, que le van a llevar a otro año de aburrimiento en la F1, salvo que la evolución prometida por Honda para justo para después de Indianapolis sea muy considerable, cosa poco probable visto lo visto. El bicampeón del mundo a falta de poder revalidar mas títulos por el momento parece ser que se ha propuesto conquistar la triple corona del automovilismo, es decir, ganar Montecarlo, las 500 millas y las 24 Horas de Le Mans. Algo que solo lo ha hecho en la historia nuestro amigo Graham Hill.











Honda quiere renovarle para cinco temporadas más a toda costa, confía en él para hacer de una vez un coche ganador, por lo que está de acuerdo en concederle ciertas "licencias" como la de ir este año a por las 500 millas, y se rumorea que ya tiene firmada su participación con Porsche para el 2019 en las 24 horas de Le Mans.





Con su participación, McLaren volverá a la Indy tras 38 años de ausencia, y con sus míticos colores naranjas como lo hizo la ultima vez. 






Y volverá de la mano del equipo Andretti que equipa motores Honda, que han ganado 8 en los últimos 10 años en Indianapolis, por lo que en teoría Alonso contara con un monoplaza de primer nivel en un campeonato donde a diferencia de la F1 el coche no es tan decisivo y las manos del piloto juegan un papel mas importante, y de eso parece que si que va sobrado todavía el Asturiano viendo el recital de adelantamientos que dio en el ultimo premio disputado en Bharein, con una autentica castaña de coche.

Como apunte indicar que no seria la primera vez que Mclaren ganaria las 500 millas, y curiosamente la primera vez lo hizo con un piloto Porsche y colores de la marca alemana en EE.UU, ya que fue una unión del Team Penske y McLaren, con Mark Donahue, todo un "Gentleman Porsche" como piloto. 





El caso es que esta noticia me va que ni pintada para presentaros el siguiente Porsche en mi serie de entradas sobre la marca y su paso por la Fórmula 1 y sus monoplazas.






Como vimos en las entradas de Al Holbert, el éxito de los motores Porsche en la F1 dio pie a que se plantearan correr en condiciones para triunfar en la Indy Car con el proyecto 2708, en el ultimo capitulo sobre Holbert ya vimos los inicios del coche en el 87 y su primera temporada completa la de 1988, que fue bastante complicada y mas con el fallecimiento de Al.





Pero el trabajo iniciado por Holbert con el cambio radical en cuanto a chasis dio sus frutos en el 89.






El nuevo equipo dirigido por Helmut Fleg.





Y pilotado de nuevo por Teo Fabi.





Realizo una temporada bastante decente.





Ocupando la 4ª plaza final del campeonato y logrando en las 200 millas de Mid Ohio la única victoria de Porsche en la Indy.




Aquí tenemos un documento gráfico con la 1ª y única victoria de Porsche en América.





La maqueta del Porsche March 89P ya sabéis que sigue siendo uno de mis santos griales.






Tras la prometedora temporada en la que por fin Porsche asomaba la cabeza 1990 pintaba bien.

March solo proporcionaba chasis a Porsche y tras la buena temporada, también suministraría ese año al equipo Patrick Racing que montaba motores Alfa Romeo, el resto de los 34 equipos participantes equipaban chasis Lola o Penske.

March diseño un nuevo chasis revolucionario en fibra de vidrio que en los test previos a mas de uno debió asustar.





Y otra vez la historia se repitió. En otra decisión parecida a la que dejo fuera de combate en el 80 al primer proyecto Indy de Porsche, un cambio en la reglamentación de última hora hacia que el chasis de fibra de vidrio no fuera homologado alegando problemas de seguridad, posteriormente en ensayos de impacto se demostró que era más resistente que los "obligados" de aluminio, esto lógicamente pilló descolocado a Porsche, que llegó a usar tres chasis esa temporada, dando como resultado el último Porsche en participar en Indy Car y por lo tanto en la carrera más emblemática de América, las 500 millas de Indianapolis.





















El Porsche March 90P de 1990.





Durante las primeras carreras se vieron obligados a montar el mismo chasis del año pasado, hasta que pudieron reconvertir el revolucionario chasis inicial de fibra, este era corto, bajo y estrecho como una bala.









El coche era muy pequeño y con una cabina diminuta.




Esta todo muy apretadito.








Se tuvo que proteger la carrocería de fibra con una chapa metálica para que los escapes no la quemaran, por las altas temperaturas que se alcanzaban con el metanol.











Teo Fabi fue el primer piloto, al que vemos precisamente en Indianapolis.





Porsche dispuso de dos unidades, y como segundo piloto escogió a un miembro de la dinastía Andretti.





De Izquierda a derecha vemos a Michael, su padre y patriarca el gran Mario Andretti y su sobrino John, la foto pertenece a la edición de Le Mans del 88, donde participaron con el equipo oficial de Porsche ocupando la plaza "americana" habitual de Holbert con uno de los 962 "Rothmans" que ese año ya no patrocinaron a la marca, siendo Shell el principal patrocinador.





Clasificados en 3ª posición junto a sus compañeros de equipo.






Acabarían en 6ª posición, no pudiendo revalidar el titulo de su compatriota Al Holbert, ese año Porsche claudicaría ante Jaguar.

No esta la maqueta del chasis nº8 del 962 que era el de los Andretti a 1/43, aunque si que recientemente HPI la ha sacado a 1/18.





En la actualidad Michael Andretti es el director del Team Andretti y sera quien guiara a Alonso en su aventura Americana, pero volvamos al Porsche que como siempre me lió a la mínima.





John, fue el segundo piloto de Porsche, luciendo el dorsal nº41.





Como vemos en el cromo, no fue una maravilla de temporada, clasificado en 10ª posición del campeonato en la que su primo Michael fue el subcampeon y su tío Mario quedo el 7ª posición, Mario Andretti gano las 500 millas en 1969.









A Teo Fabi no lo fue mejor, aunque logro la única pole position de Porsche en América en la carrera de Denver el 26 de agosto.





Y el único podio conseguido por Porsche ese año, en Meadowlands al quedar en 3ª posición.





A partir del minuto 33 podemos ver la calificación de Teo a una media de 354 km/h. en las 500 millas de Indianapolis.





Y si os queréis tragar las 500 millas enteras para ir preparando las de Alonso aquí las tenéis, que ya se dice que van a tener la mayor audiencia de la historia con la llegada del español.







La maqueta es una reliquia de Onyx.








Que hacia todos los coches de la Indy, incluido el de Andretti.





1990 fue el último año de la aventura de Porsche en la Indy, una de las unidades de Fabi esta expuesta en el Salón de la Fama de Indianapolis, aquí tenemos a todo el equipo oficial de los RSR de hace unos años rendiéndole homenaje.





Una unidad de Andretti esta en el Museo privado de Gmund.







Y por los trasteros del Museo de Stuttgart anda alguno mas.





Y así con Andretti.






Y con Fabi.





Acabó la aventura americana de Porsche en lo que a monoplazas se refiere, en Europa la agonía aun se extendió un año más como veremos en el último capítulo.





Saludos!