sábado, 18 de marzo de 2017

Porsche y La Formula 1

5ª Parte TAG


Como hemos comentado en una de las entradas de Al Holbert, el fallido intento de ganar la Indy Car de 1980 no cayó en saco roto, el motor desarrollado para la Indy, y que ya partía del 935.










Fue aprovechado por Porsche para adaptarlo y montarlo en su nuevo coche de carreras.







El 956.







Ya hemos hablado del 956, pero aprovecho para mostraros la maqueta del chasis nº 001 que ya ha está en mi pequeño museo.







  
Con los colores con los que rodó por primera vez en Weisach en 1982.











La maqueta es de Minichamps.


















En su serie Paul Models Art con unos acabados de 1ª.








Pero que tiene que ver el 956 con la F1? Pues mucho!!








En 1982 McLaren con Ron Dennis a la cabeza equipaba a sus monoplazas con motores atmosféricos Ford Cosworth.








Ron Dennis había dotado al McLaren de un innovador chasis monocasco y ahora tocaba el turno de darle un motor acorde, los motores Turbo empezaban a poblar las parrillas y aunque poco fiables de momento eran el futuro, por lo que el inglés quería un motor de estas características para su monoplazas, y debió asociar dos palabras que la gran mayoría de los mortales amantes del automovilismo asociamos, o por lo menos yo, Porsche y Turbo, y que juntas se escriben así.





Y Ron llamo a la puerta de Stuttgart, Porsche estaba inmersa en el campeonato del mundo de resistencia y nunca se había planteado seriamente entrar en el gran circo con todo lo que ello conllevaba, y lo de ser suministradora de motores era algo totalmente nuevo, el caso es que como tenían una base de la que partir, el motor del 956 y la grandiosa experiencia de sus 911 Turbo de competición los gloriosos 935, le soltaron al inglés un " si traes 5 millones de dólares " te lo podríamos hacer! Y Dennis los trajo!, bueno, el exactamente no, los trajo este señor con el que habla Ron Dennis baja la atenta mirada de un Niki Lauda que parece pensar "estos se están trayendo algo entre manos y yo no me lo quiero perder"






    Mansour Ojjeh, un multimillonario francés de origen saudí propietario de un sinfín de empresas, pero quizás la más conocida para el gran público una ingeniería llamada Técnicas de Vanguardia, TAG, que había comprado hacia unos años un fábrica de relojes suizos llamada Hauer y que se pasó a llamar TAG Hauer, Ojjeh no solo puso el dinero, sino que adquirió el 25% de McLaren.

    Mansour Ojjeh solo puso dos condiciones al contrato de Porsche, la primera es que Porsche fabricaría el motor, pero bajo la marca de TAG no la de la propia Porsche y la segunda sería un encargo especial a la fábrica del que luego hablaremos, Porsche accedió a las dos y el encargado de llevar a cabo el proyecto seria, como no, el hombre Turbo de la casa, Hans Mezger.







McLaren equiparía a sus monoplazas con los motores de Porsche en la temporada de 1984, pero como Porsche no partía de cero, a mediados del 83 el motor ya estaba listo, ante la complejidad logística de probarlo en los monoplazas en medio de la temporada, Porsche testeo el nuevo motor F1 denominado TTE PO1 en uno de sus coches, concretamente en este.








Si, en un 956! Concretamente en el chasis 117 de los 956 fabricados por Porsche, y el piloto en probarlo fue Niki Lauda, que había sido fichado por McLaren en 1982.







No dispongo de ningún material gráfico más de los test realizados por Porsche del motor TAG aparte de esta foto, y no será porque no lo he buscado, pero por desgracia no localizo nada más.

La maqueta está realizada por Spark con todo lujo de detalles, incluida la representación de la multitud de instrumentación que llevaba en su interior para analizar los datos del motor.






















Las conclusiones de Niki fueron tajantes, el motor estaba totalmente listo.








Como podéis observar, en las tapas figuraba el nombre de TAG y no el de Porsche, la cual solo pudo incluir en las tomas de aire el "made by Porsche".








McLaren que ya no tenía opción alguna en el campeonato del 83 hizo caso a Lauda y para las últimas tres carreras del campeonato ya monto en sus monoplazas los motores de Hans Mezger








Pero eso ya lo veremos en la siguiente entrada, para finalizar nos fijaremos en la otra condición que puso el millonario dueño de TAG a Porsche y más en concreto a su departamento Porsche Exclusive, a principios de los 80 la marca germana puso en marcha un departamento de venta exclusivo para personalizar más allá de las opciones habituales sus coches de serie, el ejemplo más famoso fue el 930 Flatnose que se fabricaba por encargo.
















Que se inspiraba, sobre todo en la parte delantera al escamotear los faros, en los 935 de competición.
















Pues bien al francés de origen saudí no se le ocurrió otra cosa que pedir a Porsche un 935, de los de carreras con motor Turbo parecido a los de sus Mclaren de F1, para poder pasearse por la costa azul. Y que hizo Porsche? Pues fabricárselo!








 Y con todo lujo de detalles.







Y el mismísimo presidente de Porsche de la época, Peter Schultz, le entrego las llaves del único 935 de calle fabricado por Porsche.






Por supuesto la maqueta existe por si le interesa a alguno.








El coche fue subastado en 2014, con tan solo 12.000 millas.























Y por un precio que se me antoja barato dado la peculiaridad de ser un coche único, tan solo 220.000 euros.






Saludos y nos vemos en la siguiente entrada ya con los McLaren Porsche de F1 a manos de dos piezas de mucho cuidado Niki Lauda y Alain Prost.

No hay comentarios:

Publicar un comentario