sábado, 20 de mayo de 2017

El Porsche 009 00030



Ya me van quedando muy pocos Porsche ganadores de las 12 Horas de Sebring, la segunda carrera de resistencia más importante de América y tradicionalmente una de las más divertidas locas y sorprendentes del mundo y que este año ha celebrado su 65ª edición.







La maqueta que os voy a enseñar he de reconocer que siempre la he ido dejando "para otra ocasión" y comprando otros modelos simplemente porque no me entraba demasiado por los ojos, es mas, la compre casi hace un año y aún estaba por desprecintar sin ser muy consciente de lo que tenía sin abrir era una de los modelos más increíbles de Porsche y fiel representante del espíritu de esta marca.



Esta es su historia a través de mis miniaturas.






Se trata del Porsche 934 que en 1983 ganó las 12 horas de Sebring.






Celebradas en Florida el 19 de marzo de 1983.






Han pasado a la historia como la carrera más loca de la IMSA, para empezar se batió el récord de participantes con 84 coches que tomaron la salida, aunque ya es sabido que cantidad no es sinónimo de calidad, porque ya me explicaras lo del dorsal nº 95.





Si, si, un Renault 12  corriendo en Sebring!!!!

No me pidáis la maqueta jajajaja, pero sí que a cambio os pongo una foto mia con el R12 familiar. 






Sebring tradicionalmente siempre ha sido una desmadre de carrera, tanto dentro como fuera de la pista, con una asistencia masiva de público dispuesto a pasar un sábado de cervezas, muchas cervezas, barbacoas, olor a gasolina quemada y chicas. 







Muchas chicas, se celebra hasta un concurso de miss Sebring, que no se pierde ni el de Gas Monkey! jajaja.








Además las concursantes participan en la carrera, aquí una marcandole un tiempo a mi querido Al Holbert. jajaja







La carrera comenzaba a las 11 de la mañana y con la bajada de la bandera a media noche, empezaba otra carrera fuera de la pista hasta el amanecer.

En la edición del 83 hubo problemas de suministro con las tres primeras materias primas de la carrera.

Al gobernador de Florida viendo que en ediciones anteriores la cantidad de barbacoas que se hacían en el recinto causaban unas humaredas considerables ocasionando en ocasiones problemas de visión y algún que otro incendio, no se le ocurrió otra cosa que prohibir la venta de madera en el interior del recinto, lo que provocó literalmente que la gente hambrienta cargada de cerveza y sin madera con que asar sus hamburguesas a la parrilla comenzará a desmantelar los hangares de madera que había dentro del circuito para abastecerse, recordemos que el circuito de Sebring es un aeródromo, y hasta alguna granja cercana para dar fuego a sus barbacoas, con lo que se lió una considerable.

Esto fuera de la pista, pero es que dentro la materia prima, la gasolina, también faltaba, un fallo en el cálculo de la organización obligó que a media carrera tuvieran que neutralizar la misma unas vueltas para permitir que un tráiler cisterna cruzará la pista para llegar a boxes ya que este no cabía por ninguna de las pasarelas del circuito.

De cerveza tampoco debían ir muy sobrados, el Pace Car desapareció durantes unas horas!






Para ir a buscar cervezas según declararon los que lo cogieron "prestado", debieron pensar que no había mejor manera de salir y volver a entrar rápido al recinto que con un coche oficial, sobre todo viendo la ofertas de los supers cercanos.






Pero volvamos a la carrera y a nuestro protagonista, lo vimos de pasada en una de las entradas de Al Holbert, ya que el quedó en 3ª posición con este 935.







En otro triplete histórico de Porsche ya que en segunda posición quedaría el 935 de Bob Akin, al que vemos con nuestro 934 pegado detrás.








El Coca Cola forma parte de mi colección pero en la versión del año 81, con el que Bob Akin participó en Le Mans.








Y nuestro protagonista, que se haría con una victoria totalmente inesperada.



















La maqueta de Spark de su serie de ganadores de Sebring es de una altisima calidad con todo lujo de detalles y perfectamente acabada. 















Cosa que también se refleja en su precio.







El coche era propiedad de Wayne Baker.







Dueño de un taller especialista en Porsche en San Diego, el Personalized Autohaus que da nombre a su escudería con la que corrió en Sebring junto a Jim Mullen.





Y a Kees Nierop como el "bueno" del trío, que acabaría siendo piloto oficial de Porsche y del que ya hemos hablado en alguna que otra entrada.






Aqui lo tenemos en medio flanqueado por dos  leyendas de la casa, Roland Kussmaul y Peter Falk y en esta otra disfrutando de su dorado retiro.






Clasificados en 15ª posición para nada estaban en los pronósticos de ganar la carrera. 






De hecho ese año ni Porsche era un claro favorito y si un elegante felino.






El 934 competía en la categoría GTO, la IMSA había reorganizado las categorías el año anterior.






La nueva GTO animó mucho el panorama de ahí la gran participación en general, y para la que Baker había montado el equipo para correrla toda la temporada y hacer un buen campeonato, esta foto corresponde a la prueba de River Side.






Pero volvamos a la carrera de Sebring que da para escribir un libro solo con lo que sucedió.





Un vehiculo se salio de la pista en medio de la noche se perdió acabando en una finca derribando la valla y provocando una invasión de vacas, imaginar cómo pudo acabar algna,  Jabalíes cruzando por la pista, un tipo borracho haciendo autostop a los pilotos para volver a casa, otro cruzando la pista buscando a su perro, y hasta un caimán y no el de Porsche que apareció en la recta del fondo son algunas de las cosas que ocurrieron ese año por fuera de la pista.


Mientras tanto y dentro de la pista, apuradas de recta un poco pobladas.






Gente en contra dirección.






Sin olvidarnos del R12 liderando el grupo!






Pero mientras tanto nuestros protas a lo suyo intentando evitar líos.






Como este susto que se debió pegar Bob Akin.






La cosa se complicó de verdad al anochecer.






Poco a poco todos los coches que luchaban por la victoria por unas causas u otras fueron cayendo.






Al realizar el último relevo Baker se encontró en primera posición en la última hora de la carrera, el equipo para no meterle más presión le informo que eran líderes de la categoría GTO pero no de la general, Baker cruzó la línea de meta con 90 segundos sobre Bob Akin sin saber que había ganado la carrera.






El autobús escolar había ganado una de las carreras más prestigiosas de América en su edición más loca, como loca seria la fiesta de celebración.






Pero volvamos al coche, que si la carrera fue loca, la historia de este no se queda atrás.







Para gustos colores, pero la verdad es que bonito lo que se dice bonito no es.








El culo con ese aleron de metacrilato o plastico de la epoca habria que explicarlo muy bien.







A no ser que fuera un homenaje al 917 y sus inventos hasta cuadrar la parte trasera.







Pero el coche funcionaba y eso era lo importante.







Amarillo y un poco cuadrado lo bautizaron como el "School Bus", con una etiqueta con ese nombre en la parte trasera. Pero que el coche era un engendro curioso no es cosa mía, el Porsche a medida que iba disputando pruebas fue apodado como el "Yunkyard Dog", lo que aquí llamaríamos  "Perro Callejero" que se pelaba entre galgos con pedigri.








Pero el perro corría que se las pelaba y de lo que no tenia pedigri resultó que no era tan cierto.









Como hemos dicho el Porsche de Baker era un 934 y su chasis el 009 00030 fabricado por la fábrica de Sttutgart, lo curioso es que al meter en mi base de datos el chasis del coche para comprobar si tengo alguna otro en otra decoracion o version de carrera me ha aparece que el 009 00030 es este!!!!.









El 935 de Paul Newman!!






Con el que corrió las 24 Horas de Le Mans cuatro años antes en 1979!!







El coche propiedad de Dick Barbour, quedó 2º en le Mans junto con Paul Newman y Rolf Stommelen.










Patrocinado por el mítico bronceador.






Y sus chicas.









Para mi unos de los Porsche más bellos de la historia.







La maqueta es una version de IXO para Altaya la verdad es que muy lograda, aunque poseo también la reliquia de Solido de la epoca, toda una joya.







Las Hawaiianas iban de tres en tres.







Como de tres en tres fueron los Porsche.












Barbour llevo cuatro 935 a Le Mans aunque solo había crema bronceadora para tres.







Como de tres en tres acabó Porsche la carrera con un triplete de 935 espectacular.










Newman, Barbour y Stommelen repetirían con el coche otro segundo puesto el las 6 Horas de Watkin Glens.







El 935 solo correría esas dos únicas carreras, en 1980 fue reconvertido por Bob Garretson a las especificaciones de los hermanos Kremer convirtiéndolo en un K3 como el que les habia ganado en Le Mans con siete vueltas de diferencia, disputando las 24 de Daytona del 80.




No existe la version en miniatura y solo dispongo de esta imagen.

Tras Daytona y abandonado por mis queridas Hawaiianas, en un hecho insólito Garretson consiguió como patrocinador a la manzana de Bill Gates, que yo sepa es la única vez que Apple ha patrocinado un coche de carreras, aunque como vimos en la entrada del 959 Bill Gates sí que tuvo un serio "affaire" con la marca de Stuttgart.










No está en mis estanterías con estos colores porque no realizo mucho destacable, pero está disponible en Fujimi.






Como curiosidad a dia de hoy corre una version (que no corresponde al original) rodando por ahí .






En 1981 se volvió a modificar para adaptarlo a las especificaciones de un K3/80 y aquí sí que destaco ya que ganaría las 24 Horas de Daytona.









Y aquí tenemos al campeón en pequeño.


























La maqueta también es de Spark.






Con la calidad de costumbre.







El trío ganador lo formaron Bon Garretson, Bobby Rahal y Brian Redman.







Bobby Rahal es un grande americano, ganador de las últimamente muy famosas 500 millas de Indianapolis.







Pero volvamos al Porsche que como siempre a la mínima ya me enredo. En Sebring ese año, habiendo clasificado en 4ª posición tras numerosos problemas acabaría el 17º.







Quedó 3º en Riverside y de ahí cruzó el charco para ir a Le Mans.







Bajo los colores de BP, logra un destacado 6º lugar en la general, la maqueta también está disponible en Spark.







Y destacar que Garretson tuvo como copilotos a Ralph Kent y a la francesa y "Porsche Lady" Anny Charlotte Verney.







El pie de foto no es del todo cierto.







La mejor clasificada es Odette Siko con un 4º puesto en 1932 con un Alfa Romeo.








Pero como este Porsche con pedigri se convierte en un rabioso "perro callejero"? A su regreso a casa seguiría corriendo el campeonato americano que acabaría ganando en su categoría, pero los colores ya nos dan alguna pista.








En 1982 Bob Garretson defiende el título en Daytona, logrando un tercer puesto.






Y pone el coche en "alquiler" para el resto de la temporada, solo repescandolo para llevarlo otra vez a Europa y correr en Le Mans de nuevo junto a la rubia francesa Vernay.









Esa temporada la IMSA había renovado la categoría de GTO y  Wayner Baker se estaba planteando participar al año siguiente,  revisando la nueva reglamentación se da cuenta que podría participar con un 935 si le modificaba algunas cosas, fundamentalmente en el motor,  si lo convertía en un 934 que en muy resumidas cuentas era quitarle uno de los dos Turbos, podía aprovechar todas las mejoras del 935 a nivel de chasis, suspensiones, frenos y demás y participar en la categoría GTO, es ahí cuando comienza a buscar un "donante" para la operación y se fija en el coche que tenía en alquiler Garretson.








En otoño de 1982 Wayne Baker le compra el Porsche chasis 009 00030 a Bob Garretson, y lleva a cabo la transformacion en su taller de San Diego, taller que a día de hoy sigue en activo.







Y así es como ve la luz nuestro protagonista.







Para ganar las 12 horas de Sebring de 1983!






Baker también ganaría el campeonato IMSA en la categoría GTO y el primer coche que ganaba en Sebring sin pertenecer a la categoría "grande".








La historia del coche no acaba aquí ni mucho menos, para la temporada siguiente de 1984 Baker vuelve a convertir el coche otra vez en un 935 y queda 4º en Sebring.







En otra carrera loca para variar típica de Sebring, que ganaría otro Porsche no "previsto", solo os diré que antes de correr la carrera estaba ya retirado y expuesto en un museo.

La historia de este para otra entrada. :)







Y obtendrá un 5º en las 24 Horas de Daytona.








En 1985 el coche sería adquirido por Chester Vincentz y otra vez reconvertido en 934, y acabaría sus días de batalla en 1986.








Y así acababa la carrera de uno de los Porsches más "curiosos" de la historia, con 76 carreras a sus espaldas y habiendo ganado la IMSA, y las dos grandes carreras americanas y logrando un 2º puesto de "cine" en la más grande de Europa.






















Este Porsche galán de cine, galgo de pedigri, autobús escolar y perro callejero tuvo más vidas que un gato y aun le quedaba una.

Rescatado del olvido en 2006, fue totalmente reconstruido a su estado original por el especialista Paul Willison.












Siendo subastado en Amelia Island en 2016







Por 4.840.000 dólares.





Y esta es la historia de uno de los Porsche más interesantes que han existido.


Os dejo con un video en el podemos ver a nuestro protagonista en las 3 Hrs de Portland de 1983.




Saludos!!!

pd: por cierto mi Renault 12 acabó en 38ª posición.

1 comentario:

  1. ¡Festival de 935K3!
    Admito que terminé mareado de ver tantos... uno más bello que el anterior!
    Tengo dos de estos modelos:
    El de los John Paul en Le Mans 1980:
    https://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2017/02/porsche-935-k3-371.html
    Y el de Akin en Daytona en ese mismo año:
    https://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2017/03/porsche-935-k3-376.html
    Grandes coches, gran entrada.
    Abrazo!

    ResponderEliminar